Monitorización online de los inhibidores de la corrosión del cobre en el agua de refrigeración

El cobre se utiliza ampliamente en los sistemas de agua de refrigeración industriales por sus propiedades de transferencia de calor, aunque es susceptible a la corrosión. La corrosión puede causar una pérdida de eficiencia y, en última instancia, un fallo del equipo, lo que provoca un elevado gasto en mantenimiento, sustituciones y tiempo de inactividad. Los inhibidores de la corrosión (triazoles) se pueden añadir a la química del agua y forman capas protectoras escasamente solubles en la superficie del metal. Las concentraciones de triazol deben mantenerse para proteger el cobre, lo que requiere determinar periódicamente su concentración en el agua de refrigeración. El Process Ion Chromatograph con detección UV/VIS es apto para esta aplicación, tiene la capacidad de medir simultáneamente de forma precisa y fiable varios compuestos iónicos y con actividad UV en el agua de refrigeración.