Control de calidad de los procesos de fermentación: determinación multiparamétrica en un minuto

La producción de biocombustibles a partir de materias primas renovables ha crecido enormemente en los últimos años. El bioetanol es una de las alternativas más interesantes a los combustibles fósiles, ya que puede producirse a partir de materias primas ricas en azúcares y almidón. La fermentación del etanol es uno de los procesos de fermentación más antiguos e importantes utilizados en la industria biotecnológica. Aunque el proceso es bien conocido, existe un gran potencial para su mejora y una reducción proporcional de los costes de producción. Debido a la variación estacional de la calidad de la materia prima, los productores de etanol deben supervisar el proceso de fermentación para garantizar la calidad homogénea del producto.

 

La espectroscopía del infrarrojo cercano (NIRS) ofrece una predicción rápida y fiable del contenido de etanol, azúcares, Brix, ácido láctico, pH y sólidos totales en cualquier fase del proceso de fermentación.