Trazas de ácidos haloacéticos, dalapón y bromato en agua: determinación según la norma US EPA 557 aplicando la IC-MS/MS

El cloro en diversas formas sigue siendo el principal método de desinfección para los sistemas de agua municipales. El cloro puede formar subproductos de desinfección (DBP) a niveles de µg/L en los suministros de agua. Entre esos subproductos están los ácidos haloacéticos (HAA). Se cree que estos HAA plantean peligros potenciales de cáncer con altos niveles de exposición. Como medida de precaución, la EPA de los EE. UU. ha definido un umbral máximo de contenido de HAA en las aguas municipales. Para abordar la necesidad de medir niveles bajos de µg/L de varios ácidos haloacéticos, se desarrolló una técnica basada en la cromatografía iónica y la espectrometría de masas (IC/MS), que cumple con el método 557 de la US EPA. La ventaja de utilizar la MS/MS con un espectrómetro de masas de triple cuadrupolo en comparación con la MS con un espectrómetro de masas de un solo cuadrupolo es la capacidad de evitar posibles interferencias, al mismo tiempo que se logran límites de detección más bajos y una selectividad mejorada.